Alice's Diaries


29/01/15
Querido mundo: 
  Mi vida está siendo terriblemente cambiante estos dos últimos años, he madurado completamente en apenas un corto periodo de tiempo y parece que todo se ha vuelto loco. Ahora defiendo mis ideales a muerte, no me importa lo que digan de mi otras personas y creo firmemente en muchas cosas que antes pasaba por alto. Me estoy dando cuenta de la realidad, de lo mucho que puedo llegar ha admirar a una persona y de lo mágico que puede ser un momento. Me he dado cuenta de quién me quiere, quién me cuidaría a pesar de todas las tormentas, de quién aunque las cosas hayan cambiado me apoyará a cada paso y de quién, a pesar de la distancia, estará siempre me tendrá en consideración. He comenzado a apreciar más y más a mi familia, he empezado a mirar el lado bueno de las cosas y a darme cuenta de que la vida es más corta de lo que pensaba. 
A veces no puedo creerme cuanto puede cambiar alguien en un periodo de tiempo tan corto y como la vida pasa cada día más rápido sin que me de tiempo a hacer todo lo que quiero en el día. 

Alice. 

  -----------------------------------------------------------------------------------------

06/06/15
Querido mundo: 
  Ahora lo he comprendido, y lo siento si intento pegar con pegamento los pedazos. He comprendido que cuando todo tu mundo de fantasía se te cae encima, te agarras a todo el que te apoye y te escuche, y es bonito. He de decir que me parece precioso saber que tienes gente a tu lado que no dejará que te derrumbes. El problema es que surge en la mayoría de los casos nace un cariño especial por los que te apoyan que puede confundir a tu corazón. 

  Ahí está el problema y debo pedir perdón de rodillas, con un puñado de besos y mil millones de abrazos, porque realmente he estado confundida y no he sabido diferenciar el cariño del amor verdadero. Me siento realmente tonta y mala persona. Es difícil, tienes el corazón lleno de heridas, abierto al agua salada, que duele y te desangra, pero a la vez te cura. Así que cualquiera que perciba tu naufragio y te ayude a superar el mal trago, te invade el alma, el corazón y cada pedazo de tu vida. Lo siento pues, porque realmente lo aprecio y lo adoro, pero aún no siento esa adrenalina, pero tiempo al tiempo, que todo llega, aunque tengas que caminar de puntillas por el puente e intentar no dar un paso en falso y caer al vacío. 

Alice. 

  -----------------------------------------------------------------------------------------
14/06/15
Querido mundo: 
Le quiero, definitivamente le quiero y me gusta de verdad. No todos los días te levantas soñando con alguien que no te gusta ni lo más mínimo, y llevo tres noches disfrutando de sus besos de madrugada. Me gusta y me estoy obsesionando, quiero saberlo todo, conocerle a fondo, saber hasta el más mínimo de los detalles de su día. 

Ahora si lo veo, si veo algo importante, veo algo con futuro, veo la felicidad a la vuelta de la esquina y me faltan minutos para correr a alcanzarla. Solo espero que E. tenga razón y él también haya pensando en mi, de esa forma, porque juro que me gusta y no quiero dejar pasar la oportunidad de ser feliz de nuevo, junto a alguien como él. 

Alice.

  -----------------------------------------------------------------------------------------

18/07/15
Querido mundo: 
Cuánto tiempo sin ti, sin recurrir a tus abrazos. Te echaba de menos, mucho en realidad, pero me olvidé de esta parte de mi a la que le gusta callar y gritar al mismo tiempo. Que tiene el grave problema de contarle todo lo que le pasa en el día a alguien, que confía con frecuencia y demasiado deprisa en la gente. Me he olvidado de los días fugaces de furia y de bailar durante horas con cualquier canción de la radio. 

En estos meses te has desenamorado de tu primer amor, te has vuelto a enamorar y has roto un corazón que no era el tuyo. Y ahora mismo no sé cual te ha dolido más. A tu primer amor le olvidaste a los ocho meses, a este nuevo chico que te ha robado el corazón ni siquiera eres capaz de olvidarle y al desafortunado corazón roto le tienes tanto cariño que tienes miedo de cualquier reacción. 

Me siento como Malèna en esa escena en la que todos los hombres se ofrecen a encenderle el cigarrillo pero sus ojos piensan en otro. Siento que se me brindan oportunidades que rechazo porque solo amo a uno. Ya no solo en el amor, en la amistad, en familia, en profesionalidad, creo que me estanco en la parte fácil por mi miedo al cambio es siempre creciente. 

Ahora que lo pienso es algo egocéntrico compararme con Malèna, pero me refiero a la soledad de tener a tanta gente a tu alrededor y aun así sentirte tan sola, tan olvidada porque quien quieres, no es quien te hace caso. 
Que triste es esa soledad y cuantos desafortunados la padecen. 

Alice.

  -----------------------------------------------------------------------------------------

10/3/16

Querida Mamá:
Yo no sé por qué siempre te escribo a ti, será por eso de que no hablamos mucho sobre nuestra vida personal y a veces me encuentro en la necesidad de hacerlo, de contarte como si fueras el oráculo todo lo que pasa por mi cabeza. 
Resulta que tenía razón con eso de las segundas oportunidades, al menos hasta el momento, que después de haber pasado tanto tiempo arreglando el corazón, "ahora o nunca". Dejas de sentir y no tienes miedo, no te preocupa que se acabe porque no sientes nada y así, sin complicaciones, sin problemas. Solo físico. 

Alice.

  -----------------------------------------------------------------------------------------


28/3/16

Mundo cruel que desgarras con tus sucias uñas cada una de mis entrañas. ¿Tenía que ser feliz para que vinieras a destrozar mis castillos de arena? ¿A qué viene tanto huracán descontrolado cuando ya estaba construyendo una cara en la explanada? ¿Qué narices quieres decirme universo? 

No quiero más periodos de incertidumbre y soledad, quiero la felicidad que tenía hasta el momento pero para siempre. Necesito que la luz del sol vuelva a ser lo más bonito que entre por la ventana, que no tenga punzadas en el pecho ni los pies fríos que no me dejan pensar. Los cambios de estación me sientan mal. Los cambios en general me sientan mal, porque cuando ya me acostumbraba al frío invierno en soledad llega la primavera con su luz y felicidad abrumadoras y desconcertantes. Soy una loca que no sabe afrontar los cambios y mucho menos es comprendida por el mundo. 

A veces a mi también me asusta arriesgar y mudar la piel cuando llegar la nueva estación. A veces solo necesito que las cosas no cambien cuando era feliz con ellas. Mundo cruel, desgarrador e incesante, para de vez en cuando. Refréscate la cara y no me destruyas la felicidad. 

Alice. 

  -----------------------------------------------------------------------------------------








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que expreses será bien recibido.